viernes, 19 de agosto de 2011

La furia del tigre amarillo (1971) - (Xin du bi dao) (The new one-armed swordman)




La película de hoy es uno de los grandes clásicos del cine de Kung Fu de la mítica productora de Hong Kong Shaw Brothers, La furia del tigre amarillo, del año 1971. Aunque esta productora lleva desde 1930 haciendo todo tipo de cine, fueron sus películas de artes marciales de las décadas de los 60 y 70 las que le dieron auténtica fama mundial, convirtiendo sus estrenos en eventos a nivel global. Sin lugar a dudas, el título de hoy es una de sus mejores creaciones.

La trama del luchador manco no era nueva en el cine de Kung Fu, y esta es una de las mejores revisiones que se hicieron. Sí, hablamos de un luchador al que le falta un brazo. Y es que esta es una peli de espadas, sin pertenecer estrictamente al género Wuxia, ya que se encuentra más cerca del cine clásico de aventuras y el western de Hollywood. Y es que los Shaw Brothers sabían hacer cine para todos.



Pero hablemos un poco de la película. Como veréis, es muy dificil diferenciar un western de una película de Kung Fu, en este caso todavía más. Tenemos al solitario luchador Lei Li (David Chiang), experto en la técnica de los sables dobles (vamos, uno en cada mano), que vaga por los caminos sin meterse con nadie hasta que el malvado maestro Lung I Chih (Feng Ku) se cruza en su camino, trazando un pérfido plan para que Lei Li no pueda negarse a combatir con él. Y os preguntaréis por qué. Pues porque el maestro Lung es el mejor luchador y el que más experiencia tiene, y como tiene miedo de que le puedan superar, se dedica a matar o lisiar a los jovenes maestros que empiezan a despuntar en el mundo de las artes marciales. Así que engañana a Lei Li para luchar. Lo que Lei no sabe es que Lung tiene una técnica imbatible para vencer a luchadores con sables gemelos (dos espadas), y al ser vencido, Lei Li tiene que cortarse el brazo derecho y retirarse del mundo de las artes marciales.


Un Lei atormentado se mete a cocinero/camarero manco (pero al mismo tiempo extremadamente habilidoso) en el tugurio de un viejo decrépito que a lo largo de toda la película no pone ni un triste sake (sí, sé que el sake es japonés, pero ¿qué queréis que ponga? ¿Licor de lagarto?). Aquí lo de siempre: los malos se ríen de él, lo putean, y se sobrepasan más allá de los límites de la ley de igualdad con la chica de la peli, la hija del herrero, que pierde el culo por nuestro amigo, el silencioso y torturado camarero manco.

Lei se mantiene fiel a su promesa de abandonar el Kung Fu muy a su pesar, pero tanto los ataques contra su amiga, como la aparición de una versión más joven de él mismo, el maestro Feng (Ti Lung), otro luchador de sables gemelos sobre el que el malvado Lung pondrá sus ojos y sus zarpas, harán que dentro de Lei  Li vuelva a bullir el espíritu del tigre, y ya sabemos que a Rocky Balboa le sirvió para tumbar a Apollo, a Cluber Lang y a Ivan Drago.


Bueno, supongo que ya os podréis imaginar que al final Lei tendrá que ponerse las pilas y utilizar su único brazo para impartir justicia. Y es que como en todo western que se precie (sobre todo en los spaghetti western), la venganza mueve al héroe a salir del ostracismo. Solo os diré que para derrotar la técnica de Lung, Lei Li tendrá que usar 3 espadas a la vez... ¡con solo un brazo!

La película es una maravilla, con una fotografía que haría que Sergio Leone alcanzara el orgasmo, y unas coreografías espectaculares. Además, no todo es lucha y acción, ni mucho menos (solo encontrarán luchas al principio y al final del film), el ritmo del desarrollo es más bien lento, mientras vemos como crecen las maldades de Lung, como si estuviéramos viendo una película de Disney algo más oscura de lo habitual, y con muchos más chinos. Y la música... ¡La música es la pera!

Es sin lugar a dudas, una película que hará las delicias de los amantes de las artes marciales, pero también de aquellos que busquen una buena película de aventuras, de venganzas y de honor. Merece la pena verla y recordar tiempos más sencillos en los que las películas eran divertidas.

Título original: Xin du bi dao / The new one-armed swordman. Dirección: Cheh Chang. Guión: Kuang Ni. Reparto: David Chiang, Li Ching, Ti Lung, Feng Ku, Sing Chen.

LO MEJOR: Diversión y aventuras. Coreografías del más alto nivel. Un manco con 3 espadas.

LO PEOR: Que al final se termina.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Moniruki dijo...

Verdaderamente gloriosa

Carlos Gutierrez dijo...

Clásico donde los haya¡¡¡ gracias a ti la encontré¡¡¡

Gracias¡¡